«

»

oct 13

Concierto del Centenario de Freixenet: 100 años de historia y música

En los cien años de historia de su fundación, Freixenet ha mantenido una relación estrecha con el mundo de las artes musicales. Freixenet es mecenas de la Fundación Albéniz desde 1995, organización creada por la Escuela Superior de Música Reina Sofía en 1991, con sede en Madrid y Santander. El objetivo de la Fundación es dotar de una alta formación a jóvenes con talento musical para que puedan desarrollar aún más su creatividad. De esta manera, muchos artistas españoles ya no tienen que emigrar para acceder a los estudios que querían cursar.

Para Freixenet es todo un honor participar en este proyecto, consciente del alcance y la reputación social que ello comporta, deber inexorable de la misión de la empresa. Es por esta razón que se creó la Orquestra Sinfónica Freixenet, una formación que a través de los años ha acogido a un nombre considerable de jóvenes músicos prometedores. Entre los actos en motivo del centenario de nuestras cavas, este octubre se celebrará el “Concierto Centenario Freixenet” con la Orquestra Sinfónica Freixenet para conmemorar nuestros cien años de vida. El 16 de octubre será el turno de la orquesta en el Auditorio de Madrid (19:30h), y el 19 de octubre en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona (19h). Los invitados disfrutaran del Concierto para piano y orquesta en Fa Menor, op. 21, número 2 de Frédéric Chopin, con Martín García como pianista, y de la sinfonía número 8 en Sol Mayor de la op. 88 de Antonín Dvořak, ambos dirigidos por el director de orquesta Josep Pons, que entre sus méritos ha sido premiado con el premio Ciudad de Barcelona (1992), el premio del Instituto de cultura del Ayuntamiento de Barcelona y el premio Nacional de Cultura (1999).

Josep Ferrer Sala, presidente de Honor de Freixenet, ha destacado su paso por la empresa por una gran estima del arte, haciendo mecenazgo de museos y organizaciones culturales como el MoMa de Nueva York o el MNAC de Barcelona. Para Freixenet, la colaboración con la fundación Albéniz y su orquesta sinfónica es una apuesta segura para el futuro desarrollando la posibilidad de creación musical de estos jóvenes.